​Mi respuesta a carta del Dr Muñoz al mensaje del actor cubano Luis Alberto Martínez.

Leídos ambos textos y con la claridad de que muchos cubanos que están fuera de Cuba siguen siendo patriotas y defienden lo que en esencia es y ha sido Cuba para los cubanos, soy del criterio de que lo expresado por Luis Alberto es su verdadero sentir, los que no acreditan en que sus palabras salieron de sí mismo y no impuestas por alguien sólo se proyectan en sus propios pensamientos, siendo tan cubana como ellos comprendo las dos partes porque cada cual le da valor a lo que lleva en su conciencia como valores y principios, desde que leí a Luis Alberto me identifiqué totalmente con su posición y después de leer al Dr. Muñoz Yanes aún más apoyo al primero, ni siquiera una palabra de agradecimiento al sistema social que lo formó, que lo cuidó y lo hizo un adulto saludable y preparado para vivir en cualquier lugar del mundo, puedo afirmar que un ginecólogo cubano que supongo sea excelente profesionalmente, conozco muchísimos médicos cubanos muy bien preparados (a pesar de cuestionar la calidad de la educación en Cuba, esa misma donde se formó desde primaria hasta la Universidad y la especialidad), algo realmente contradictorio, de la misma forma los pediatras, clínicos, cirujanos, otros ginecólogos etc, lo trajeron a la vida, le atendieron a sus dos hijos, le continúan atendiendo al resto de su familia que posiblemente esté en Cuba sin costo alguno, a sabiendas de que esos médicos pasan las mismas vicisitudes que el resto del pueblo pero claro, aquí le atribuyen al Gobierno cubano los problemas económicos por que atraviesa nuestro país sin mencionar los verdaderos motivos por los cuáles hemos tenido que resistir limitaciones económicas, hasta ahora ningún comentario versa profundamente sobre las causas, mala memoria para unas cosas y buena para otras?. Soy médico nacida y formada en Cuba en tiempos de Revolución y no hay quien me haga cuentos de lo que pasa en Cuba bueno o malo, oportunidades de no vivir en Cuba las he tenido y sin embargo allí me quedo, allí está la sociedad más justa que conozco, he trabajado y vivido en varios países, pero vuelvo a mi pueblo, a ese que tributó con su esfuerzo a mi formación y que merece todo mi respeto y consideración, claro que fuera de Cuba y siendo médico logras tener éxito y cerrar los ojos a la total desigualdad que existe por ejemplo en España, incluyendo violaciones de los derechos humanos, desahucios, etc. Vivir anteponiendo el interés colectivo al individual es algo que forma parte de los valores de una sociedad socialista que no todos aprendemos, siendo la profesión médica una total consagración al prójimo y no una vía de enriquecimiento personal y sabiendo que nuestro país ha demostrado su esencia humanista, su carácter independentista y solidario, me quedo en la Cuba imperfecta pero única, heroica, valiente, que representa la antítesis de los horrores del capitalismo imperial.
Gracias por leerme.
Dra Anabel Madiedo Oropeza

Médico cubana internacionalista en Brasil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s